El cliente no siempre tiene la razón | No siempre el cliente tiene la razón

El cliente no siempre tiene la razón, siempre se ha dicho que los clientes tienen todo el tiempo la razón, pero que tan objetivo y real es esta expresión sacado más de un marketing interesado, que en los valores humanos que debe caracterizar a cada empresa.

4 Razones Puntuales por las que cliente no siempre tiene la razón

Antes de detallar las razones mira el siguiente vídeo.
No siempre el cliente tiene la razón, acá los detalles.

1- Nadie con dinero tiene derecho a humillar a nuestros trabajadores.

A veces hay clientes así. Es cierto que del cliente depende el funcionamiento y rentabilidad de toda empresa y negocio, pero aún con todo lo importante que son para los negocios ninguno tiene el derecho de agredir, humillar y ofender a los trabajadores de una empresa.

2- Muchas veces las exigencias de los clientes no son parte del servicio que está comprando.

Por cortesía se puede ceder a las exigencias, pero muchas veces las exigencias comprometen la rentabilidad de la empresa, o bien son imposibles de hacer.

3- Clientes que incumplen los plazos de pago de un crédito

¿Les ha pasado que muchas veces venden productos o servicios con plazo de pagarse en una semana y los clientes les terminan pagando meses después, o nunca? En esto los clientes tampoco tienen la razón. Los servicios y productos que venden no se obtienen gratis, se obtienen a través de años de preparación, e inversiones que deben recuperarse. En el caso de algunos negocios a base de préstamos bancarios recuerden que el banco no espera, los trabajadores tampoco están dispuesto a esperar meses por su pago mensual. Hay que ser amables siempre, pero no tanto como para permitir que un cliente no te pague cuando debe ser.
El cliente no siempre tiene la razón

4- No por pagar más es un buen cliente y eso signifique que en realidad el cliente tiene la razón

Los buenos clientes no son los que pagan más, sino los que simplemente pagan con respeto. Aunque sea poco lo que compraron. El respeto del consumidor se basa en pagarte en tiempo y forma, con educación, con amabilidad, e inclusive gratitud. Si gratitud, tuyo hacia él por comprarte, y de él hacia ti por venderle, así como el cliente tiene derecho de elegir a quien comprarle, tú tienes derecho de elegir a quien venderle, por eso es sano, agradable y muy común cuando compras en un lugar y tú dices: gracias, y a quien le compras te dice: Gracias a ti. Ambos se agradecen ¿Te ha pasado? si lo recuerdas entonces has hecho una compra, o una venta ¡Genial!

Conclusión No siempre el cliente tiene la razón

Acabamos de detallar 4 razones en las que el cliente no tiene la razón. Quiero concluir con los rasgos de un buen cliente: Interesantes, Interesados, Respetuosos, Prescriptores, Baja sensibilidad al precio y Pagadores serios.

Créditos (Autor): Néstor Zapata - Director del Programa Nacional Mi Universidad

Entradas populares de este blog

El Padre sin Cabeza - Leyenda Nicaragüense

Saber si un número es Claro o Movistar Nicaragua

Eliminar App Play Console - Despublicar App Google Play